viernes, 2 de agosto de 2013

Cómo gestionar el tiempo cuando estamos desempleados

Cuando nos quedamos desempleados de lo primero que vamos a disponer en primer lugar es de muchísimo más tiempo, durante los primeros días aun seguiremos estando activos y ocupados gestionando papeleos necesarios, solicitando certificados a la empresa, etc. etc. Pero cuando ya han pasado unos días será cuando empecemos a sentirnos desubicados, perdidos, es este el momento en el que tenemos que comenzar a asumir la nueva situación ante la que nos encontramos… y es durante estos momentos cuando nuestras rutinas diarias se pueden ver afectadas ya que pasamos más horas durmiendo, tendemos a dispersarnos más y dejamos algunas cosas para otro momento. El excesivo tiempo libre del que disponemos junto con la falta de trabajo, en ocasiones provoca la aparición de problemas psicológicos, el incremento de horas de descanso o sueño, la sensación de agobio por no encontrar un empleo, etc.

Tiempo, tiempo, tiempo, porque de tiempo es de lo que más vamos a disponer en este momento, y será conveniente saber gestionarlo bien y eficientemente para poder llegar a obtener nuestro nuevo objetivo que es buscar y encontrar un nuevo empleo para profesionales.

Para gestionar correctamente nuestro tiempo cuando estamos buscando trabajo, es conveniente, crear e imponerse una disciplina horaria, que se convierta en hábito. Así mismo es contraproducente obsesionarse con la búsqueda de vacantes de empleo y dedicarle más tiempo de aquel que nos permite buscar con eficacia y tranquilidad. Para llevar a cabo una mejor gestión de nuestro tiempo es aconsejable contar siempre que nos sea posible con una herramienta muy útil para gestionar nuestro tiempo mientras buscamos empleo, la agenda. Hoy en día, esta existe en distintos formatos: telefónico, en ordenador o en papel. 

La agenda nos permite optimizar la gestión de nuestro tiempo:

  • Organizando los pasos que llevamos a cabo en lo referente a la búsqueda de empleo: estableciendo nuestras metas, objetivos.
  •  Estructurando como vamos a realizar nuestros objetivos, de qué manera, en que plazos, etc.
  • Anotando los pasos que damos cada día en la búsqueda de empleo: curriculums que enviamos, entrevistas realizadas, resultados obtenidos.
  • Incluyendo las próximas citas que tenemos relativas al empleo.
  •  Señalando el tiempo que le dedicamos a la búsqueda de empleo.
  • Recordando fechas, nombres o contactos importantes en lo relativo al trabajo para profesionales.

Por otro lado hemos de tener presente que existen aspectos personales que influyen en la gestión del tiempo, uno fundamental es el referente a las expectativas que uno tiene sobre mí mismo. Cuando estas expectativas son nulas o débiles, en un individuo se vuelve muy complicado perseguir unos objetivos. Cuando uno cree que no tiene nada que hacer, posterga todo y dilata lo que tiene que llevar a cabo, mientras que cuando uno piensa de sí mismo que tiene mucho que aportar, la motivación aumenta y la gestión del tiempo se optimiza. Por esto también es muy importante rodearse de gente positiva, de gente que te escuche y a la que escuches, que te comprenda… que entienda tu situación, que te apoye, que te ayude a ver la situación con otra perspectiva y una visión positiva de la situación que estamos viviendo.


El desempleo nos puede ayudar a crecer interiormente como personas,

entendamos este momento como un momento de crecimiento personal,

un momento de madurez de la persona,

un  momento de transición donde uno se va a conocer más interiormente.

Donde uno va a conocer nuevas capacidades que quizás no sabía que tenía.



Es un momento de autoevaluación, desde el interior de uno mismo,

de saber quién eres, qué eres y que es lo que quieres hacer…

 a donde quieres llegar...


hacia dónde quieres redirigir tu vida...

miércoles, 24 de julio de 2013

Consejos para redactar un curriculum vitae sin experiencia laboral

Encontrar trabajo siempre resulta complicado pero aún puede serlo más si no cuentas con experiencia profesional lo cual puede cerrar las puertas de muchas ofertasde trabajo, pero no de todas. El mercado laboral requiere también candidatos jóvenes sin experiencia para ocupar trabajos para estudiantes específicos en los que se valora tanto la formación académica, como las habilidades y competencias adquiridas por otras vías ajenas a la actividad profesional. Para lograr destacar entre el resto de candidaturas, es imprescindible cómo te vendas, y para eso, tienes que dedicarle tiempo a la redacción de tu currículum para que refleje con claridad y concisión las capacidades y aptitudes del solicitante y los elementos diferenciadores más atractivos para los empleadores.

En primer lugar tienes que mentalizarte de que el currículum es tu carta de presentación para la empresa a la que quieres acceder, por eso, debes cuidar hasta el mínimo detalle. Además, ten en cuenta que tu CV debe transmitir parte de tu personalidad, es decir, que tienes que incluirle algo que lo haga único. Para eso, puedes jugar con los colores, los tipos de letra, el tamaño de la fuente, etc.

Las ofertas detrabajo que no requieren experiencia profesional previa de los candidatos son minoritarias en el mercado laboral. El aspecto más valorado del currículum vitae de estos candidatos es la formación académica. La titulación obtenida y la universidad o centro de estudios en la que se haya cursado son los principales factores que se evalúan en estas candidaturas. Pero aunque lo anterior es muy importante es fundamental ser lo más claro y conciso posible y evitar rellenar el currículum vitae con información irrelevante.

Es necesario aportar todos los datos que den cuenta de la formación complementaria adquirida, tales como cursos, seminarios, ponencias o exposiciones, pero siempre que se adecuen al puesto ofertado o que representen algún interés para la empresa que lo ofrece por esto lo ideal es que adaptes tu currículo a la empresa que ofrece el empleo. Para eso, antes de empezar a redactar, dedica tiempo a investigar un poco sobre los valores y la filisofía de la corporación. Una vez te hayas empapado de los rasgos fundamentales de la empresa, llega el momento de empezar a redactar.

Lo esencial es que el proceso de aprendizaje refleje los logros y el énfasis y la disciplina que ha puesto el postulante por formarse en el campo de conocimiento requerido.

En la formación, aunque en un apartado diferente a la académica, se incluyen los cursos o actividades formativas para el aprendizaje de idiomas o informática.

Respecto a esta, desde el portal infoempleo.com recomiendan señalar el nombre del centro o escuela donde se ha estudiado, los años invertidos, los certificados acreditativos y el nivel obtenido por los candidatos.

Los especialistas en selección de personal recomiendan para los recién titulados sin experiencia el modelo de currículum vitae denominado "funcional", orientado a enfatizar las habilidades, capacidades y aptitudes del candidato para desarrollar con éxito un determinado puesto de trabajo.

Estas competencias se pueden reflejar, por una parte, en el apartado correspondiente al perfil del solicitante de empleo. En esta sección se deben poner de manifiesto los argumentos que lo configuran como un buen candidato para la oferta y describir las cualidades valoradas en el mercado de trabajo que lo definen, tales como la flexibilidad, dinamismo, entusiasmo, creatividad, afán por aprender o capacidad para trabajar en grupo, entre otras.

En el apartado referido a la experiencia, se deben transmitir estas cualidades asociadas a las distintas actividades desarrolladas por el candidato. Ser monitor o entrenador de un equipo deportivo, desarrollar un proyecto de investigación, ser voluntario o cualquier otro trabajo o práctica temporal pueden demostrar al empleador la capacidad de esfuerzo, la disciplina, la habilidad para gestionar un equipo o la responsabilidad que es capaz de adquirir el postulante en el nuevo empleo y su potencial para el futuro.

Ante la falta de experiencia laboral, los jóvenes recién titulados deben resaltar en su currículum vitae los elementos diferenciadores de su perfil que pueden atraer a las empresas frente a otras candidaturas con un perfil profesional más extenso. Desde la empresa de reclutamiento Monster destacan que la juventud se debería presentar como "una ventaja más que como un inconveniente".

La carencia de ataduras familiares y la mayor capacidad de adaptación a condiciones laborales "más exigentes" son, con frecuencia, unas cualidades atractivas para optar a determinados puestos de trabajo. Para llamar la atención sobre estos aspectos, en Monster recomiendan a los candidatos resaltar en el apartado de información adicional de su currículum vitae la disponibilidad para trabajar en horarios poco habituales, el interés por la movilidad o cambio de residencia u otras circunstancias que reflejen una actitud abierta y dispuesta ante cualquier modificación o cambio en el puesto de trabajo.

Al elaborar el primer currículum vitae, las empresas de selección sugieren seguir determinadas pautas esenciales para que la candidatura sea lo más atractiva posible para los reclutadores:

  • Recabar información: los candidatos deben informarse bien sobre la empresa que oferta el trabajo y el puesto que se requiere cubrir, para enfocar el currículum hacia las habilidades y competencias que se valoren más en el sector.
  • Ser realista: antes de postular por una vacante de empleo, el candidato debe valorar con detenimiento si reúne todas las condiciones que se exigen para desarrollarlo. Si no es así, es preferible no enviar la candidatura, antes que adornar el currículum o mentir sobre el perfil disponible.
  • Claridad y concisión: el currículum debe contener solo la información relevante para el reclutador y tiene que estar organizado de una forma lógica y ordenada que facilite su lectura.
  • Cuidar la presentación: un papel de buena calidad y una correcta presentación gráfica -con un diseño limpio y sencillo- donde se resalten con recursos tipográficos los aspectos esenciales aporta al seleccionador una primera impresión positiva sobre el candidato. No se debe olvidar revisar la ortografía.
  • Carta de presentación: conviene adjuntar al currículum una carta de acompañamiento que genere interés en el reclutador y destaque los puntos claves que definen y diferencia al candidato.
Aunque este documento siempre debe ser personalizado, para obtener ideas y pautas genéricas de cómo se confecciona es aconsejable consultar antes los diferentes modelos y plantillas más habituales en el ámbito de selección de personal. Aquí hay un portal que ofrece la posibilidad de descargar ejemplos y utilizarlos de base para redactar su propio currículum vitae:


miércoles, 10 de julio de 2013

Las mejores páginas web para buscar un empleo para estudiantes

La búsqueda de empleo a través de Internet puede ser una manera excelente de encontrar un trabajo de calidad. Requiere la creación de una buena estrategia de búsqueda, un Curriculum adaptado para cada oferta y sobretodo mucha dedicación, debemos tomarnos la búsqueda de empleo como un trabajo más. No hay que centrarse exclusivamente en las webs de empleo, generalmente en las webs de las empresas tienen una sección en la que muestran los puestos vacantes con bastante antelación.

Pero para el caso de los estudiantes la situación se complica, porque hay que lidiar con el estudio y además con el trabajo. Un buen empleo a tiempo parcial. No hay duda de que éste es el sueño de cualquier universitario que necesite sufragar parte de sus gastos, pagarse el alquiler de un piso compartido o aumentar su dinero de bolsillo. Pero lo cierto es que la minoría del total de los estudiantes que trabajan lo hace por menos de 15 horas semanales, que sería la situación ideal para no afectar significativamente al rendimiento académico. Son tres veces más quienes se acercan a la media jornada laboral o la superan. El resto, sencillamente, centra todo su esfuerzo en los estudios.

Para la minoría que sí trabaja, es clave encontrar un empleo adecuado. Lo ideal es revisar el tablón de anuncios de la universidad en busca de unas prácticas remuneradas. No obstante, cada vez es más frecuente que las prácticas en empresas no sean remuneradas y que las becas de prácticas vayan dirigidas a titulados o incluso postgraduados recientes.

En estos casos, no queda otro remedio que buscar un empleo de verdad. Hostelería, telemarketing y venta al detalle son algunos de los puestos más adecuados para estudiantes, por su carácter estacional y porque permiten elegir turno (de mañana, de tarde o incluso de fin de semana). Aunque ninguno de estos trabajos te prepare, aparentemente, para ser mejor abogado, ingeniero o periodista, las empresas a las que solicites tu primer empleo como graduado universitario valorarán positivamente que tengas ya este tipo de experiencia profesional. Haberte comprometido a compaginar trabajo y estudios dice mucho de ti.

Eso sí, es importante seleccionar. Trabajar de barman en una discoteca puede ser divertido y, aparentemente, compatible con la carrera. Pero no puedes ir a clase toda la semana sin haber dormido.

Internet, como siempre, es la mejor fuente de información. Existen portales de búsqueda de empleo dirigidos especialmente a estudiantes:

Es un portal muy completo en donde se pueden buscar desde prácticas profesionales, trabajo para diseñadores medio tiempo, barman, meseros hasta trabajo desde casa por internet. Tiene páginas en todos los países de Latinoamerica y en España.

Permite buscar según área de interés: prácticas, turnos de noche, empleos de vacaciones o de fin de semana, trabajos a tiempo completo.

Especializado en ofertas de azafatas, dependientes, personal de hostelería y catering, etc… En la mayoría, el físico y la buena presencia son importantes: ¡en algunas ofertas indican incluso la talla de pantalón requerida!

Además de en España, operan en México, Perú, Argentina y Colombia. Ofrecen la opción de buscar un trabajo adecuado a la carrera que se está cursando: Económicas, arquitectura, arte y diseño, ciencias, derecho, informática, ingenierías, sanidad, recursos humanos, etc… No obstante, como en todas partes, las ofertas más numerosas están en los apartados comercial / ventas, secretariado y hostelería / turismo

Una buena fuente de ofertas de empleo estacional, incluyendo, por ejemplo, campañas de captación (remuneradas) para ONG.


Un portal especializado en trabajos de hostelería y turismo.

Estos son sólo algunos de los sitios disponibles en internet para buscar empleo para estudiantes, la web tiene un amplia cantidad de estos sitios.

lunes, 1 de octubre de 2012

¿Por Qué Realizar Prácticas Profesionales?

Práctica empresarial, etapa práctica, semestre de industria, etapa productiva, son algunos de los nombres que recibe el momento en que los estudiantes de pregrado, no todos, realizan la prueba de fuego: el primer contacto con el mundo laboral.

Realizar una práctica profesional es considerado como una oportunidad en la carrera de cualquier estudiante o joven profesional egresado de una universidad y que aún no haya podido laborar en un trabajo relacionado al ramo del cual ha estudiado. 

La asignatura práctica profesional no se contempla con obligatoriedad en todos los currículos académicos en el país. De hecho, hay carreras cuyos estudiantes no realizan la misma y en otros casos, es opcional, ya sea porque el estudiante decida hacerla o no sin que esto afecte su plan académico o porque puede escoger la misma como proyecto de grado, es decir, en vez de realizar una tesis, un proyecto de I+D (investigación o desarrollo), un minor o un diplomado, escoge realizar prácticas profesionales en una empresa.

Al momento de escoger la práctica no basta con elegir un lugar con horarios flexibles, ni de pocas exigencias, sino que siempre es recomendable elegir un lugar donde te gustaría realizar este trabajo para estudiantes y que tenga relación con tus proyecciones profesionales. Por esto:

- Sea cauteloso en la elección y fíjese en que la empresa a la que se postulará tenga relación con la carrera profesional que quiere desarrollar, sólo así se asegurará que sea una experiencia enriquecedora en términos profesionales, sobre todo en áreas específicas.

- Conseguir una entrevista, depende de varios factores, pero el más importante de ellos es el currículum vitae, por ello no deben olvidar potenciar aquellos aspectos que más se ajustan con las funciones o el cargo al que se está postulando.

- Luego de conseguir la entrevista, es importante ir preparado, para eso se recomienda investigar sobre la empresa y plantear el real interés por formar parte de ésta.

- Una vez dentro, será la hora de demostrar lo que se sabe, se debe tomar en serio esta oportunidad, exponer las capacidades y ser un real aporte para la empresa. Mostrarse como alguien proactivo y eficiente. Además, se debe aprovechar esta circunstancia para aprender de quienes tienen más experiencia y están dispuestos a enseñar lo necesario.

- Recordar que los sueldos de un practicante son bajos, por tanto ésta no es la oportunidad para elegir a partir de este factor. Debes evaluar aquellos aspectos realmente importantes como la empresa y el tipo de funciones que vas a desempeñar.

Con ella, se obtiene valiosa experiencia para el posterior desempeño y que puede figurar en el currículum. Aquí hay algunas razones por las cuales se deben hacer prácticas empresariales:

• Porque es una oportunidad de completar tu formación profesional
• Porque te permite validar y adoptar un pensamiento crítico respecto a los conocimientos teóricos que recibiste durante tu carrera
• Te permite validar qué tanto aprovechaste los recursos de la Universidad
• Porque te permite medirte frente a aspectos que seguramente estarán presentes durante tu ejercicio laboral: Trabajar por objetivos, lenguaje organizacional, asunción de responsabilidades, cumplimiento de horario, seriedad en las fechas de entrega, etc.
• Te Facilita el desarrollo de habilidades de comunicación, de interacción personal, de toma de decisiones y de manejo de situaciones propias en el ambiente laboral entre otras.
• Puede convertirse en tu primer trabajo.
• Puede convertir en una especie de vitrina que te permita generar una excelente red de contactos.

Pero conseguir donde desarrollar la práctica empresarial no es tarea fácil para todos. En algunos casos, las universidades lo facilitan al tener convenios con empresas las cuales reciben una cantidad determinada de estudiantes, pero en otros casos, son los mismos estudiantes quienes deben encontrar la empresa que les brinde la oportunidad de realizarla. 

Para estos casos, son varias las empresas en el país que publican avisos clasificados solicitando practicantes, ya sea en periódicos o en bases empresariales en internet, como por ejemplo el elempleo.com o en computrabajo.com.co. Para estas, como criterios de búsqueda, se sugieren los términos: practicantes, estudiantes y prácticas.

El programa de prácticas universitarias representa la oportunidad más clara para formar nuevos profesionales que requieren las organizaciones en este entorno tan complejo, no solo para el cometido del desarrollo de tareas sino también desde el punto de vista del desarrollo de las competencias profesionales (habilidades, actitudes y aptitudes). De esta manera, todos los agentes lograrán un éxito que será recíproco.

Para la universidad, porque demuestra al mercado laboral que tipo de profesionales están egresando de la misma y contribuye a crear y afianzar las relaciones universidad - empresa. Para el estudiante, porque se convierte en la primera referencia laboral en su hoja de vida y la primera experiencia donde concilia la academia con las exigencias laborales, es decir, donde aplica lo aprendido a lo largo de cuatro o cinco años a las necesidades y responsabilidades de un cargo.

Incluso existen empresas que, a través de la práctica, pueden descubrir personas con talentos que podrían contratar de forma permanente.

Por ello, es importante desempeñarse adecuadamente durante la práctica y, a continuación, se brinda una serie de recomendaciones al respecto.

Ser puntual. Este es el primer punto que demuestra cuan responsable es el practicante. La impuntualidad es imperdonable, ya que muestra una falta de interés en aprender y de respeto por el trabajo.

No decir no. Debe tratar de aprender tanto como pueda por más sencilla que sea la tarea encomendada como llamar por teléfono para confirmar asistencia a un evento. Por ello, se debe estar dispuesto a realizar lo que se pida, siempre que no vaya en contra de los principios ni de la ley.

Tener iniciativa. En ocasiones puede que el supervisor esté tan ocupado que se olvide de dar tareas o puede que usted termine las asignaciones antes de tiempo. Es importante, en ese caso, pregunte enseguida qué más puedes hacer e incluso puede hasta proponer acciones que puedan ayudar a otros y a la empresa.

Encontrar un mentor. Por muy ocupadas que estén las personas alrededor, siempre puede descubrir a alguien con talento para enseñar o sencillamente amable que pueda estar dispuesto a convertirse en el mentor(a) y guía en el proceso.

Empeñarse en hacer el trabajo cada vez mejor. Como la práctica es un periodo de aprendizaje, es de esperar que se cometan errores y que se tome algún tiempo para que las tareas se realicen de forma correcta. Para superar esta situación, es necesario observar a los demás e interesarse en aprender sobre la marcha. 

Mantener la comunicación abierta. Si no sabes algo, pregúntalo. Si no lograste cumplir con una tarea, infórmalo a tiempo. Si estás teniendo dificultades, avisa. Más se enojará tu supervisor si se entera demasiado tarde de todo lo anterior. 

Si a pesar de todo lo anterior, la persona practicante no es contratada por la empresa, es importante que observe que ha ganado no sólo experiencia sino también una red de colegas con los que debes procurar no perder el contacto.

Igualmente resulta conveniente que se cumplan metas concretas lo cual demostrará que eso además de demostrar que el practicante aprendió y que se desempeño de forma eficiente, lo cual hará que sea memorable para los superiores.

El camino hacia el mercado laboral es cada día más complejo a causa de la situación económica y la competitividad de las empresas, la transformación de los perfiles profesionales y la constante adaptación que tienen que hacer las organizaciones versus al mercado y al propio sector que pertenecen.

Fomentar las prácticas universitarias en las empresas es crear nuevos profesionales y transformar las empresas en más competitivas.

jueves, 20 de septiembre de 2012

El 80% de las hojas de vida están mal estructuradas


Un nuevo estudio realizado por Adecco revela que el 80% de los CV no contiene la información adecuada o está mal redactado, además de ello, 3 de cada 5 entrevistas de trabajo no son superadas por falta de preparación del candidato.
Ante este panorama, Adecco da una serie de consejos que ayudarán a potenciar la empleabilidad de las personas que se encuentran en búsqueda de empleo para profesionales y que abarcan desde la elaboración del currículum a la preparación de una entrevista de trabajo, sin olvidar los errores que no se deben cometer.
Convertirse en el candidato idóneo
El análisis que Adecco ha realizado pone de manifiesto que 4 de cada 5 currículum no están bien redactados, contienen faltas de ortografía o están incompletos.
Un currículum debe contener la información básica del candidato, tal como los datos de contacto, la fecha de nacimiento o el estado civil, su formación académica y complementaria, la experiencia profesional en la que se detallen cada empresa y funciones realizadas de los trabajos para profesionales que ha tenido – destacando aquellas más relacionadas con el puesto al que se quiere optar- así como el conocimiento de idiomas, presentándolos de manera realista. Incorporar otros datos de interés como la disponibilidad horaria, la posesión de vehículo propio o los intereses puede ser positivo.
Además de la actualidad de los datos es necesaria una correcta estructuración de la información, presentándola de manera lógica, con frases que sinteticen la experiencia que se quiere destacar. Una revisión ortográfica posterior y una presentación limpia y sin tachaduras son opciones de estilo que no se deben pasar por alto.
Ser breve y conciso en la información que se presenta es fundamental a la hora de redactar un CV. El candidato ha de incorporar la información y experiencia más relevantes adaptándola y actualizándola a las ofertas de trabajos.
Incluir una fotografía personal es opcional, aunque muy recomendable. Ésta debe ser actual y mostrar una buena imagen del candidato.
Saber enfrentarse a una entrevista de trabajo
Dado que la competencia en el mercado laboral es muy grande, hay que aprender a venderse bien. Seguir una serie de puntos clave hará que nos diferenciemos de los demás y que aumenten las opciones de conseguir el puesto de trabajo al que optamos:
1. La autoevaluación es esencial y ha de hacerse antes de acudir a la entrevista. El candidato debe hacer un análisis de sus puntos fuertes y sus áreas de mejora preparando los argumentos más adecuados para defenderlos y superar con éxito la entrevista.
2. Es esencial conocer previamente la empresa que oferta el puesto entrando en su página web,averiguando sus principales funciones, investigando con qué puntos de trabajo opera, qué proyectos tiene en marcha o quiénes son sus clientes.
3. La puntualidad. Es importante no llegar tarde, aunque no hace falta llegar con más de 10 minutos de antelación, se recomienda salir de casa antes por si hay imprevistos.
4. Aunque no lo hayan solicitado, es aconsejable llevar un par de copias de un CV actualizado, dará una buena imagen del candidato y facilitará la entrevista al seleccionador.
5. Durante la conversación es aconsejable mantener una postura cordial, evitar gestos defensivos (como cruzarse de brazos o sentarse hacia atrás en la silla marcando distancias) y favorecer los gestos de entendimiento (asentimiento, contacto ocular con el entrevistador, etc.).
6.Los entrevistadores buscan personas de confianza, por ello es muy importante ofrecer respuestas sinceras. Una mentira es una pésima carta de presentación.
7. Dar respuestas directas y razones en lugar de responder con monosílabos ayudarán en el trascurso de la entrevista a crear una buena impresión.
8. Ante la posibilidad de rellenar un formulario o alguna solicitud, la letra ha de ser pulcra, legible y sin tachaduras.
9. Mostrar interés y entusiasmo por el puesto interesándose por cada aspecto.
10. Tener buena presencia cuidando la imagen personal y adecuando el vestuario al puesto solicitado.
11. No olvidar apagar el teléfono móvil antes de entrar a la entrevista. Es la mejor manera de evitar interrupciones bruscas a tu interlocutor y detener la entrevista antes de tiempo.
Aprende a evitar ciertos aspectos
Una vez dado el paso de conseguir una entrevista personal, teniendo en cuenta todos los consejos expuestos, es bueno recordar que hay una serie de tópicos en los que no se debe caer:
- Mala apariencia personal
- Falta de interés y entusiasmo
- Demasiado interés en el dinero
- Falta de objetivos, planificación o propósitos laborales
- Incapacidad para expresarse claramente
- Faltas de cortesía o modales
- Falta de vitalidad
- Indecisión
- Incapacidad de aceptar las críticas
- Ser autoritario, agresivo, vanidoso y sabelotodo

lunes, 10 de septiembre de 2012

Consejos para obtener tu primer empleo

Una de las principales preocupaciones de los egresados o estudiantes de últimos semestres universitarios es encontrar trabajo para estudiantes.

Aunque existen diferentes alternativas, las bolsas de trabajo universitarias suelen ser el primer contacto de los estudiantes con el mundo laboral.

Una alternativa es la página web uclasificados.com, un vínculo que une a los estudiantes con diferentes empresas y que por medio de ofertas de trabajo ayuda a insertar al talento joven al empleo formal.

Las vacantes disponibles que se hayan publicadas en esta página van desde becas universitariasprácticas profesionales o puestos en los que la experiencia no es un requisito.

Los conocimientos son importantes, pero las soft skills (habilidades) son el diferenciador a la hora de encontrar empleo.

Tips para buscar el primer empleo para estudiantes

Algunos consejos que no debes echar en saco roto:

Conócete bien: antes de comenzar, debes saber qué quieres hacer, cuáles son las oportunidades que tienes y tus alternativas reales.

Panorama laboral: como egresado debes saber a qué puedes aspirar, desde puesto y sueldo, y hasta dónde debes comprometerte para no crear falsas expectativas. Para ello es necesario que respondas qué quieres hacer, qué sabes hacer, dónde puedo hacerlo y cuál es la manera de hacerlo. También entran aquí los derechos que te corresponde, nivel mínimo de salario y prestaciones.

Haz marketing personal: debes trabajar bien tu Currículum Vitae, ya que es la única estrategia que tienes para venderte y conseguir una entrevista laboral. La recomendación de es que no tengas uno genérico, sino que el que envíes a cada empresa tenga las habilidades requeridas por el puesto y defina tu perfil.

Investiga: no puedes presentarte sin saber nada de la empresa a la que aspiras entrar, debes saber a qué se dedica, qué puesto ofrece, qué tipo de gente necesita, etc.

Sé activo: el hecho de que pongas tu CV en línea no quiere decir que te lloverán vacantes, debes postularte en persona y ser proactivo. Además, tú debes postularte a las vacantes, darles seguimiento y entrar en contacto directo con la compañía.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Cuánto debo cobrar por mi primer trabajo?

Tal vez la pregunta de todos aquellos que alguna vez hemos finalizado nuestros estudios y queremos obtener nuestra primera experiencia, es ¿cuánto vale lo que hago?

Antes de saber cómo hacerlo, debemos tener en cuenta algunos elementos previamente analizados para definir qué queremos a nivel profesional:

- ¿Quiero trabajar en una compañía o tener un trabajo freelance?
- ¿Qué tipo de labores me gustaría y no me gustaría desempeñar?
- ¿Cuáles son mis principales fortalezas a nivel profesional?
- ¿Dónde puedo iniciar mi búsqueda?
- ¿A qué tipo de compañía me gustaría llegar?
- ¿Qué cualidades puedo resaltar a nivel personal?

Las respuestas a estas preguntas brindarán un panorama que servirán para conocernos mejor y saber qué podemos ofrecer como profesionales en esta nueva instancia de nuestra vida.

Con esta información, analizaremos las distintas variables que nos ayudarán a determinar cuánto podremos cobrar por lo que hacemos:

Investigar el mercado: es la mejor forma de informarnos sobre el salario aproximado que se ofrece en nuestra profesión o actividad y se puede hacer de una forma simple; buscando en Internet, en los foros y discusiones de los distintos portales de empleo, en los avisos clasificados que aparecen en el periódico, así como con amigos o conocidos que tengan una formación similar o que trabajen en la compañía de nuestro interés.

Identificar oportunidades de crecimiento: es muy común que al inicio rechacemos algunas ofertas porque no cumplen con nuestras exigencias salariales. Es importante reconocer aquellas oportunidades que nos brindarán no solo la remuneración que queremos sino aprendizaje. La clave está en no dejarnos impresionar por un salario que quizás nos lleve a un trabajo para estudiantes recién egresados sin retos y que no aporte nada a nuestra carrera. 

Ser flexibles y entusiastas: una de las fallas constantes de los recién egresados, según las personas que realizan los procesos de selección en las empresas es que algunos exigen demasiado y muestran poco entusiasmo por el cargo y la empresa. Además de ello, algunos creen que han adquirido los conocimientos suficientes y muestran displicencia en las explicaciones que se les brinda. 


Aprovechar las prácticas: una de las mejores formas de saber cuánto cobrar por lo que hacemos es en el momento de las prácticas profesionales. Esta primera experiencia nos da el bagaje para saber qué es lo que se hace en nuestra área de interés y cuánto cobran personas con poca o mucha experiencia. 

Indagar la forma de contratación: con la flexibilización laboral se han creado diversas formas para vinculas a los colaboradores, por lo que deberá tener en cuenta qué tipos de contrato existen en nuestro régimen laboral para saber cómo negociar sus labores, ya sea como independiente o como trabajador de una compañía. 

Competencias laborales

A continuación le presentamos cinco competencias fundamentales que puede fortalecer a la hora de resaltar su perfil profesional: 

1. Trabajo en equipo
2. Capacidad y negociación 
3. Orientación al cliente 
4. Innovación y creatividad 
5. Flexibilidad