lunes, 15 de junio de 2015

Sé cauteloso en el momento de buscar empleo



La escasez laboral puso en la mira de algunos usuarios sitios como Twitter, Facebook o LinkedIn para subir su currículum vitae y buscar empleo, práctica que pone en riesgo la confidencialidad de sus datos.

Las redes sociales, que tienen como fin mantener comunicación directa entre amigos y gente con intereses comunes, no fueron pensadas para obtener empleo, aunque esta práctica ha dado resultados a algunos cibernautas.

Ya sea que optes por recurrir a una bolsa de reclutamiento en línea o utilices sitios como el Facebook para probar suerte en el mercado laboral, antes de colocar tu información en la red existen recomendaciones que debes seguir para garantizar la seguridad de tu información y evitar el robo de identidad.

En bolsas de trabajo

1. Antes de publicar tu información en una bolsa de trabajo, asegúrate de que ésta sea reconocida y esté formalmente establecida. Estos sitios, que generalmente cobran a las empresas por acceder a los datos de los candidatos.

2. Cuando te llegue una vacante, verifica que provenga de una organización reconocida y busca los datos físicos de la empresa, como dirección y teléfono de contacto. Si se postula en la red, seguramente tendrá página de Internet, así que lo más aconsejable es navegar en ella para hacer un escaneo rápido, y verificar los clasificados online de la misma en la red.

3. Da de alta sólo los datos básicos de contacto. Proporcionar sólo un teléfono celular y un correo electrónico. Sólo si se confía plenamente en la bolsa de trabajo es recomendable dar más datos como dirección de casa y un teléfono fijo.

4. Verifica que el sitio de reclutamiento pida tu autorización para proporcionar tus datos al empleador y que especifique que el uso de esta información será sólo con fines laborales.

5. Si recibes una llamada telefónica de un supuesto reclutador, presta atención. Cerciórate de que te proprocione sus datos, de dónde llama y pregúntale en qué sitio y cómo obtuvo tus datos. Si te da información a medias, ten cuidado, porque puede tratarse de un fraude. Si no te convence o te pide información que no tenga que ver con tu ámbito laboral -sueldo, datos de tu estado financiero actual, domicilio particular, integrantes de la familia, etc.- extrema las precauciones, pues los detalles siempre se abordan en una entrevista personal, no por teléfono.

6. Algunas empresas fraudulentas o las famosas pirámides utilizan bolsas de reclutamiento online, generalmente gratuitas, para captar víctimas de un posible fraude. Para asegurarte verifica los datos de la compañía y pregunta a detalle el proceso de selección que seguirás, tipo de puesto, duración de reclutamiento y contra quiénes deberás competir. Si te piden dinero para una entrevista o ‘acelerar el proceso', denuncia el hecho y no caigas en la trampa, explicaron los expertos.

7. Finalmente, postúlate sólo a vacantes de empleo donde sí cubras el perfil, ya que de lo contrario tal vez no seas víctima de algún fraude, pero sí te ‘quemarás' en el mercado como candidato.

En las redes sociales o foros de Internet

La primera recomendación, y una de las más importantes, es no caer en la desesperación de poner información personal en cualquier sitio web, con la esperanza de ver quién te ayuda, ya que esta acción te expone a ser víctima de fraude y puede traerte más perjuicios que beneficios.

Revisa tu lista de amigos antes de aceptar a cualquiera nuevo, si te llega una petición de alguien que ya está en ella, no lo aceptes, puede tratarse de un bot que clonó la cuenta.

El fraude no ocurre necesariamente al colocar información en un foro, sino cuando recibes un mail que aparenta venir del mismo sitio y donde se te ofrece una vacante de empleo. El usuario generalmente se emociona y da click en los links directamente en el mail, que redireccionan a un sitio apócrifo donde se te pide información confidencial o pagar una cantidad para acceder a un head hunter. La recomendación es abrir en una página diferente la liga, o entrar al sitio original para comprobar que efectivamente haya una oferta de empleo seria.

No permitas que tu perfil sea público, todas las redes tiene preferencias para que los usuarios definan qué puede ver su red de amigos. Si tengo amistades, familiares y compañeros de trabajo, debo crear tres grupos diferentes, no es necesario que todos los miembros de mi perfil vean mi información.

No expongas información confidencial en un foro abierto. Si estás en una red, verifica los códigos de conducta y las capacidades que ésta te ofrece para proteger tu información. El Facebook y el Hi5 son públicos, la información contenida puede usarse en tu perjuicio, así que no es la manera ideal de buscar trabajo.

Búscate a ti mismo en la red donde tengas un perfil, y si estás dos veces denuncia. Cada sitio tiene un contacto con el administrador para decir, por ejemplo, que tu identidad es la número tal y existe una copia que está usando tu imagen y tus datos.

Si tienes una cuenta en una red social, ¡úsala! Ya sea que contactes a tus amigos o actualices el espacio, recuerda que el mantenimiento debe ser frecuente, pues donde no estés tú, alguien más ‘aprovechará el espacio'. Igual que las empresas y las marcas, el usuario debe usar correctamente estos sitios para promocionarse y evitar que otros creen perfiles similares para atraer gente con engaños.

Privilegia el uso del sentido común, generalmente en Internet se hacen cosas que en la vida diaria jamás se pensarían. "Aunque alguien esté muy desesperado, no deja abierta la puerta de su casa con un letrero que dice ‘Busco trabajo', así hay que considerar cerrar esta vía en la red a personas ajenas que pueden poner en riesgo nuestra información y a nuestra familia".

domingo, 15 de febrero de 2015

¿Cuánto debo cobrar por mi primer sueldo?



Luego de finalizar nuestros estudios y desear adquirir nuestra primera experiencia en el mercado laboral, usualmente nos preguntamos¿cuánto vale lo que hacemos? Pero antes de responder esa pregunta debemos saber qué tipo de labores nos gustaría hacer y cuáles son nuestras fortalezas y debilidades.

También debemos tener en cuenta algunos elementos previamente analizados para definir qué queremos a nivel profesional, para esto necesitamos hacernos las siguientes preguntas:

- ¿Quiero trabajar en una compañía o ser independiente?
- ¿Qué tipo de labores me gustaría y no me gustaría desempeñar?
- ¿Cuáles son mis principales fortalezas a nivel profesional?
- ¿Dónde puedo iniciar mi búsqueda de un empleo para estudiantes recién egresados?
- ¿A qué tipo de compañía me gustaría llegar?
- ¿Qué cualidades puedo resaltar a nivel personal?

Antes de optar por un trabajo y saber cuál podría ser nuestro sueldo aproximado, debemos conocernos a fondo y comprender qué es lo que queremos para nuestro futuro, así como analizar y aplicar las distintas variables que nos ayudarán a determinar cuánto podremos cobrar por lo que hacemos. Estas son:

Investigar el mercado: es la mejor forma de informarnos sobre el salario aproximado que se ofrece en nuestra profesión o actividad y se puede hacer de una forma simple; buscando en clasificados online en Internet, en los foros y discusiones de los distintos portales de empleo, en los avisos clasificados que aparecen en el periódico, así como con amigos o conocidos que tengan una formación similar o que trabajen en la compañía de nuestro interés.

Identificar oportunidades de crecimiento: durante la búsqueda de trabajo y los procesos de selección es importante que la persona identifique las oportunidades laborales que le traerán éxito y crecimiento profesional, quien se pone a exigir un salario sin ver más allá de lo que puede aprender y crecer en la empresa, probablemente tomará una mala decisión, ya que por un lado exigirá mucho dinero y dejará ir trabajos que no cumplen sus expectativas económicas pero que le pueden brindar un plan de carrera o se dejará impresionar por un salario atractivo que quizá lo lleve a un bajo crecimiento laboral.

Ser flexibles y entusiastas: con frecuencia durante la búsqueda del primer empleo se pretende ganar un salario elevado, sin embargo, lo recomendable es que durante las entrevistas se proyecte entusiasmo y ganas de ser parte de la empresa o de ocupar el puesto, resaltar las cualidades personales y profesionales para que el candidato pueda entrar a la empresa y, una vez dentro, pueda demostrar cuan buen elemento puede llegar a ser, recordemos que para negociar un ajuste salarial o disfrutar de mayores beneficios dentro de la empresa, el trabajo se debe hacer con excelencia, quien logra ser una pieza clave o empleado de valor, automáticamente conseguirá un ascenso de sueldo y hasta jerárquico dentro de la organización.

Aprovechar las prácticas profesionales: una de las mejores formas de saber cuánto cobrar por lo que hacemos es en el momento de las pasantías. Esta primera experiencia nos da el bagaje para saber qué es lo que se hace en nuestra área de interés y cuánto cobran personas con poca o mucha experiencia. 

Indagar la forma de contratación: con la flexibilización laboral se han creado diversas formas para vinculas a los colaboradores, por lo que deberá tener en cuenta qué tipos de contrato existen en nuestro régimen laboral para saber cómo negociar sus labores, ya sea como independiente o como trabajador de una compañía. 

Valorar prestaciones: una de las observaciones que los recién egresados deberán hacer es reconocer y tomar en cuenta las prestaciones superiores a la ley que la empresa a la que están postulando ofrece (bonos de alimentación, fondo de ahorro, seguro de gastos médicos mayores y menores, etc.). Muchas veces el sueldo parece inferior, pero si al pago ofrecido se le suman estas prestaciones, el salario puede resultar atractivo.

Dar importancia a la experiencia: Si el candidato cuenta con experiencia, ya sea porque hizo prácticas profesionales en el área a la que está postulando o porque durante la carrera profesional trabajó, será necesario que busque negociar un mayor salario al que se está ofreciendo, resaltar esta experiencia y vender los aportes que éste puede brindar a la organización, asegurarán un incremento en el sueldo, a quienes se encuentran en esta posición se les recomienda solicitar un 20% o 30% más sobre el pago que la empresa está dispuesta a dar.

Debes ser muy cuidadoso al momento de negociar tu primer sueldo, por eso con estos consejos estarás más cerca de lo que quieres con respecto a tu primer empleo.


Espero te sean de ayuda. Suerte!!!!

lunes, 15 de septiembre de 2014

Como se debe pedir un aumento de sueldo?



Si ya han transcurrido varios años desde que ingreso a trabajar a esa empresa y, hasta el momento, no han incrementado su sueldo ni lo han ascendido de puesto, entonces es momento de entablar una conversación con su superior ya que si esperas que un día de estos tu jefe te hable a su oficina y te anuncie un flamante aumento del 50% de tu salario actual, puedes esperar sentado toda la vida. Simplemente no pasará. En el mercado laboral de hoy los aumentos y los ascensos no son imposibles, pero hay que ir a buscarlos y hay que saber cómo hacerlo.

Antes de pararnos frente a nuestro jefe y pedir un aumento de sueldo, hay que elaborar un plan estratégico para no entregarnos a sus manos y recibir un "no" rotundo que nos quite la ilusión y las ganas de volver a pedir lo que sea.

Días antes de solicitar un aumento de sueldo o una promoción, debe sentirse preparado y seguro para afrontar con éxito esa reunión o conversación con su jefe. Saber bien que va a decir y cuáles son sus razones es de suma importancia.

Cada candidato que busca un aumento debe hacerse las siguientes preguntas:

¿Ha recibido un aumento en los últimos seis meses?
En caso afirmativo, ¿qué justifica un aumento tan próximo?
¿El aumento está justificado por los resultados entregados?
¿Los objetivos fueron entregados sistemáticamente?
¿La performance personal es claramente superior a la de los colegas? Cuantas deben ser afirmativas

Siempre, el mejor momento para negociar es después de un período de constantes buenos resultados.

Además de lo anterior hay que tener algunas pautas presentes para tener todo bajo control.

- Tus argumentos deben ser razonables, claros y creíbles para tu jefe. Si no son suficiente para él, que es lo más probable, no desistas de tu idea.

Prepara tu discurso. Debes tener muy claro qué le vas a decir a tu jefe. Es muy importante que no le expliques todos los problemas económicos que tienes. No: pides un aumento porque lo mereces, no porque lo necesites.

- A través de tus palabras debes demostrar tus logros alcanzados en la empresa, tus deseos por continuar desarrollándote en ese lugar y, si los tuvieras, da a conocer aquellos proyectos que tienes en mente.

- Una buena técnica es informarte sobre aquel trabajo para profesionales al que pretendes llegar, en qué consiste, cuáles son las principales aptitudes que debes tener para desarrollar, y reconocer cuáles son tus principales fortalezas y debilidades.

- ¿Cuánto quieres? Investiga cómo se está pagando por tu trabajo en el mercado y establece un porcentaje razonable. Toma en cuenta que muchas empresas tienen políticas sobre límites en ajustes de salario, así que infórmate.


La antigüedad no es un argumento.  Puede pasar que en una empresa haya un elemento que obtuvo un ascenso en un año y otra que lleva 10 años y no ha conseguido mejorar sus condiciones laborales.

Otra vez toca hablar de rentabilidad y desempeño. Si eres un empleado común que no ha logrado destacar, la empresa no verá beneficio alguno en darte una mejor posición o elevar tu salario. Pero si logras demostrar que haces tu trabajo  de manera excelente y sobresaliente entonces la empresa querrá aprovechar más y mejor tu talento.

¿Y si dice que no? Busca otros beneficios. No sólo el dinero puede mantenerte motivado en tu empleo para profesionales. Si por el momento no es posible un aumento de sueldo puedes buscar otros beneficios, como la oportunidad de tomar un curso, un horario más flexible o algún tipo de compensación adicional. Puede que éste no sea el momento, pero sin duda es una oportunidad para que tu jefe recuerde tu pedido y pueda evaluar en los días posteriores tu petición y analizar si te lo mereces.

- Ten paciencia lo más seguro que a futuro te des cuenta que haber dado ese paso no haya sido una causa perdida. No olvides agradecer de todas formas a tu jefe, recuerda que a partir de ese momento sus ojos estarán más puestos en ti.


Lo que no hay que hacer al pedir un aumento de sueldo

- Las actitudes de amenazar con la salida de la empresa para ir a otra y jugar con contraofertas no son para nada efectivas. Mostrarnos enfadados por estar descontentos y no tener motivos objetivos, o pedir un incremento salarial sin razones, solo hará que nos hundamos en nuestro intento de obtener un aumento de sueldo.

- No hay nada que desagrade más a un jefe que aquellas personas que comparan sus sueldos con otros trabajadores de la empresa, por ende evitaremos argumentos de este tipo.

- Por último, si recibimos el aumento solicitado, no debemos divulgarlo por toda la empresa y mucho menos, querer agarrarnos del codo cuando nos dan la mano, tomando ese voto de confianza para quedarnos más distendidos.


Antes de dejar tu empleo analiza si en verdad no existen otras oportunidades de empleo, si después de reflexionar descubres que la organización de tu empresa en verdad no permite crecer, entonces sí es momento de considerar buscar un mejor empleo.

Si decides que la opción es buscar nuevas oportunidades debes tomar algunas precauciones, como tener dinero ahorrado y analizar tus competencias.

domingo, 15 de junio de 2014

¿Debe negociarse un salario en un proceso de selección?



Condiciones deben quedar claras para ambas partes: empresa explica su oferta y candidato da a conocer su aspiración.

Por lo general, cuando inicia un proceso de selección están determinadas previamente todas las características del cargo a ocupar:

-Funciones
-Niveles de reporte y dependencia
-Tipo de contrato
-Salario
-Prestaciones legales o incluso extralegales e incentivos adicionales que maneje la compañía.

Con base en esta información, las empresas colocan sus ofertas de empleo y trabajo en su portal de empleos y empiezan la búsqueda de candidatos y convocan a los aspirantes que están interesados en las condiciones mencionadas.  Sin embargo, en algunas situaciones, hay cabida para negociar.

Los especialistas entrevistados aseguran que en materia de remuneración, lo que suele acordarse no es tanto el salario sino elementos adicionales como planes compensatorios, beneficios extralegales y bonos a largo plazo, entre otros. No obstante, depende de la flexibilidad que tenga la empresa y el interés en la persona a contratar.

En cualquier caso es clave que la compañía y el candidato muestren claridad respecto al tema económico. Por tanto,  durante el proceso de selección, el entrevistador acostumbra preguntar cuál es la aspiración salarial y el sueldo anterior de la persona que desea la vacante, explica Isabel Cristina Herrera, consultora Asociada en Metaconsulting, firma consultora especializada en procesos organizacionales de gestión humana.

¿Cuánto puede cobrar?
La cantidad de dinero por el trabajo para profesionales a realizar es una suma que viene a la cabeza de todos, siempre que se recibe la invitación a participar en un proceso de selección. Los expertos en la materia recomiendan tener algún rango y no una cifra exacta. Así evita cerrar la posibilidad para escuchar ofertas y negociar con la empresa interesada.

Ximena Rodríguez, consultora de Metaconsulting, asegura que para determinar la aspiración salarial y prepararse mejor para la entrevista, el aspirante debe realizar un estudio del mercado actual y recurrir a pares o compañeros que trabajen en el mismo ambiente profesional. De esta manera, sí es posible considerar un valor económico real, agrega la especialista.

Como complemento considere el sueldo que tuvo en el anterior o  actual empleo. Según los expertos, en la mayoría de los casos, la pretensión salarial no debe alejarse demasiado de la su última remuneración.

Tenga en cuenta que al momento de una posible negociación económica, su experiencia y logros profesionales se comparan con el grado de responsabilidad  e importancia del cargo dentro de la organización.  

Más allá del dinero

Desde hace algún tiempo se habla de salario emocional, un concepto que comprende los elementos adicionales que una empresa puede ofrecerle a usted para mejorar su calidad de vida:

- Buen clima y cultura organizacionales
- Reconocimiento profesional
- Flexibilidad laboral

Este factor puede pesar tanto como el dinero y hay que evaluar la oferta en su conjunto para tener mayor probabilidad de tomar la mejor decisión, recomienda Óscar Julián Mojica, presidente de SHR Consulting,  empresa colombiana especializada en consultoría de recursos humanos.

Por otro lado es bien sabido que este tema es muy complicado y enredado para jóvenes que están en búsqueda de su primer empleo para estudiantes recién egresados, ya que muchas veces las prácticas profesionales no cuentan como experiencia laboral además no se tiene muy claro el sueldo que se debería pedir en este tipo de situaciones. Así que primero que todo oriéntate y piensa muy bien tus exigencias.

sábado, 15 de marzo de 2014

Claves para definir su perfil profesional



Conozca consejos sencillos para redactar esta sección de la hoja de vida.

Una de las estrategias más importantes a la hora de buscar trabajo para estudiantes es tener una hoja de vida llamativa para el mercado laboral. Este currículum vitae, sin embargo, no sólo debe ser atractivo, sino que también debe contener información esencial como son los logros obtenidos, formación académica y experiencia profesional, y sobre todo, un perfil profesional que oriente a un empleador sobre su trayectoria laboral.

Este perfil profesional es básicamente un párrafo donde se describe el recorrido profesional y las competencias y habilidades de un candidato, junto con las funciones que esta persona puede y quiere realizar en un futuro. Esto, aunque parezca básico para muchas personas, para otras no lo es, y existen un sinnúmero de hojas de vida de candidatos con buena formación y experiencia, que muchas veces son descartadas por no tener perfil profesional.

"El perfil es importante porque es el gancho para que un empleador continúe leyendo su hoja de vida. En el perfil usted debe escribir las cosas que hace, las cosas que quiere hacer, que le gustaría hacer o que está en capacidad de hacer. Siempre demostrando cual es su inclinación y su preferencia laboral. Recuerde que escribir el perfil correctamente es una de las claves del éxito", afirma Juan Pablo Aguirre, gerente de operaciones de elempleo.com.

El perfil profesional es de vital importancia en una hoja de vida, al ser la presentación de un candidato ante una vacante y su adecuada redacción en el currículo puede resultar en que un empleador considere o no a una persona para un cargo específico. 

Conozca algunos consejos básicos para definir en forma atractiva su perfil profesional. 

- Incluya competencias y habilidades 

A la hora de escribir su orientación profesional, no olvide describir algunas de sus características, habilidades y competencias básicas. Recuerde que usted puede modificar estas , según cada oferta de empleo para estudiantes, de modo que pueda enfocar su experiencia y competencias hacia el área de trabajo donde se quiere presentar. 

Tenga en cuenta habilidades esenciales para la vacante a la que aspira y considere incluir competencias generales como; trabajo en equipo, liderazgo y pro actividad, entre otras.

- Sea breve

Recuerde que el perfil profesional debe ser máximo de dos párrafos. No se recomienda escribir más que esto, ya que el exceso de información es muchas veces contradictorio en una hoja de vida.

"Un perfil no debe ser muy largo, aproximadamente de un párrafo que no exceda loas 60 palabras. Hay dos temas importantes que tiene que incluir, lo primero es describir la experiencia profesional y académica, y lo segundo es hablar sobre las habilidades del empleado como tal, pueden ser competencias interpersonales, aptitudes o cualidades que la persona tenga", afirma Alejandra Fuentes, profesional de selección de la empresa S.OS Empleados S.A.

Busque resumir su currículo en pocas líneas y resaltar en todo momento sus atributos y experiencias profesionales y no incluir ningún otro tipo de información dentro de esta descripción. Sea conciso y no busque dar toda la información de su hoja de vida en pocos párrafos, enfóquese en resumir lo más importante, no en incluir todo. 

- Resalte su experiencia profesional

De manera breve y concisa, resalte en todo momento su experiencia profesional sin extenderse en detalles específicos. Incluya funciones que haya desempeñado en el pasado y compleméntelas con competencias y habilidades específicas para hacer más atractivo su perfil profesional. 

"Se deben anotar las áreas de experiencias que más se dominan, para que cualquier persona al leer su perfil pueda identificar cuáles son sus fortalezas profesionales. Más allá de hablar de competencias, es importante tratar el tema de las áreas que ha manejado. Es esencial siempre incluir la experiencia, clases de idiomas y conocimientos específicos de acuerdo con la vacante a la cual se aplica", afirma Luisa Fernanda Castro, socia consultora de la empresa Gestión Competitiva Ltda.

- Considere incluir competencias de liderazgo

Adicional a las competencias y habilidades naturales de cada profesión, es recomendable incluir aptitudes gerenciales y de manejo de grupos, de modo que usted pueda mostrarse como un candidato apto en todo aspecto y la persona que tenga acceso a su perfil profesional podrá ver en usted a un candidato que tiene competencias importantes como el trabajo en equipo, liderazgo y el desempeño en áreas adminsitrativas, habilidades que todas las empresas, quieren tener en sus trabajadores. 

- Varíe su perfil profesional según el cargo al que aplica

Al encontrar una vacante, tómese un momento para pensar en las competencias y habilidades primordiales que busca el empleador que ofrece el cargo. Luego, piense en aquellas que usted como aspirante pueda tener y enfoque su perfil profesional hacia ese objetivo.

"Yo no tendría una sola hoja de vida para presentar a un cargo, en el perfil profesional se deben resaltar, dependiendo de la vacante, aquellos aspectos que son más relevantes para la vacante al que aspira una persona", añade Luisa Fernanda Castro.

El hacer un perfil profesional para cada vacante especifica, le ayudara no sólo a tener mejores opciones, sino también a analizar si el cargo al que usted quiere aspirar realmente le llama la atención. 

Recuerde que el perfil profesional es la carta de presentación de su hoja de vida, por lo que, redactarlo de manera atractiva y acertada puede marcar la diferencia. Con estos sencillos consejos, usted podrá enfocar su búsqueda de empleo para estudiantes y tener mayor probabilidad de tener un proceso de ubicación laboral exitoso.

sábado, 15 de febrero de 2014

Cómo escoger el mejor trabajo



Las fuentes más utilizadas para la búsqueda de empleo, siguen siendo los avisos clasificados de prensa y las ofertas publicadas en los portales de Internet. Por eso es importante saber cómo leer los anuncios de empleo, para conocer algunos aspectos sobre la empresa y sobre todo para determinar si se ajustan a lo que queremos o lo que estamos buscando.

Es importante saber diferenciar e identificar todos aquellos anuncios con cargos a los que no debemos aplicar, pues sencillamente no nos van a llamar o en los que seguramente tendremos pocas probabilidades de ser contratados si comenzamos un proceso de selección.

Una de las principales razones por las que no llaman a la gente que aplica en las diferentes ofertas de empleo que se publican, es precisamente porque la mayoría se apunta a ofertas que no están acordes a sus perfiles. Esto no sólo crea estrés y desespero en los candidatos, sino que aumenta el número total de demandas, haciendo que el proceso sea más lento y pesado para los que sin están capacitados para el puesto.

Si no tienes al menos el 85% de las cualidades que solicita el anuncio, mejor que desistas de proponerte como candidato, ya que seguramente serás rechazado en algún estadio del proceso de selección, y eso sólo contribuirá a acrecentar tu decepción y tu pesimismo, lo que podría mermar también tus esfuerzos de búsqueda.

Te daré algunos trucos para que puedas identificar si la empresa y el perfil solicitado se adaptan al tuyo, de forma que puedas minimizar el riesgo de ser rechazado y de perder el tiempo, si es que decides aplicar:

- Fíjate que valoren más el “cómo lo haces”: Inclínate por los anuncios que dan valor a como piensas y como actúas en base a la experiencia y habilidades que posees, y no a los que sólo desean saber cómo has sido valorado en empleos anteriores según esa experiencia. Una empresa con visión es la que está de acuerdo en que si has hecho alguna cosa antes, puedes hacerla igualmente donde sea.

- Conocimientos de contabilidad: Se tienen o no se tienen, si los quieres tener, pues ve y toma algunas clases, pero no pienses que por llevar bien tu cuenta de bancos ya sabes contabilidad.

- Diferencia entre actitud y aptitud: Muchas empresas confunden en sus ofertas de empleo estas cualidades y las publican mezcladas, pero la verdades que unas implican principios básicos de la persona y otra se enfocan en las habilidades que se tienen (o no) para hacer algo. Cuando leas el anuncio clasificado, trata de separarlas mentalmente (o con un lápiz), esto te ayudará a ver si realmente tienes las habilidades que requieren y no la actitud que necesitan, ya que son las primeras las que contarán para que ellos tomen una decisión.

- Experiencia mayor de X años: Si no la tienes, mejor no aplicar. No obstante puedes jugártela si la diferencia es de 1 – 2 años, o si de verdad cumples (sin excepción) con el resto de los requisitos .

- Si el anuncio suena increíble: No te fíes, recuerda que los anuncios de oferta son hechos en su mayoría por gente ligada al marketing, así que adornarán lo máximo posible la oferta para llamar la atención de los mejores candidatos. Si crees que es demasiado bueno para ser cierto seguramente lo es; nadie colocará jamás en un anuncio de empleo que la empresa casi cayó en banca rota el año pasado o que tienen una rotación de personal del 75%. De todas formas, y si tienes dudas y piensas que podría ser tu oportunidad, arriésgate y llega hasta la entrevista para comprobarlo. 

- Te piden una Carta de Presentación: Si cumples con los requisitos, entonces debes escribirla en base a lo expuesto en el perfil del anuncio, usando los mismos términos o unos buenos sinónimos y sobre todo utiliza ejemplos coherentes.

- Cuidado si el anuncio dice “preferiblemente” en algún aspecto: Pues significa que se decantarán por los que tengan esta habilidad, antes de los que no la tengan. Esto quiere decir, que saben que “dicha” habilidad no es fácil de conseguir y que en caso de que solo obtengan candidatos que no la posean, entonces realizarán su selección. Por experiencia sé que en la mayoría de los casos, siempre hay alguien que tiene dicha cualidad, así que lo mejor es no aplicar.

- Cuidado con los intermediarios: La expresión “nuestro cliente” significa que la empresa está al margen de la búsqueda y que ha dejado esa responsabilidad a otra empresa. Para estos casos, es mejor aplicar sólo si tienes mínimo el 95% de los requisitos, ya que tratarán de ceñirse de forma exacta a los requerimientos de su cliente.

- Cuidado con la palabra comunicación: La palabra “comunicación” está muy enfocada hacia las relaciones ínter empresariales y en la entrevista siempre se descubrirá si realmente eres buen comunicador o no, y si no lo eres se darán cuenta de inmediato y serás descartado.

Importante: No asumas nada, lee de nuevo el anuncio y busca imperfecciones y discrepancias. Si es posible averigua en Internet, incluso en las opiniones, prueba colocando en Google (u otro buscador) tanto en español como en inglés el nombre de la empresa y la palabra “opinión”, puede que te sorprendas de lo que encuentres.

miércoles, 15 de enero de 2014

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo?



La búsqueda de trabajo no es una tarea sencilla y menos en estos momentos en donde las oportunidades se esfuman, sin embargo una o varias entrevistas que se tengan, deben estar cuidadosamente preparadas; incluso desde la solicitud de empleo, la cual debe estar presentada con buena ortografía, legibilidad, limpieza, con datos confiables, precisos y actualizados. Al aplicar para una vacante de empleo para profesionales, hay unas cosas que se deben saber para prepararse para la entrevista de trabajo.

Una entrevista de empleo se debe considerar como un medio, donde la persona que lo interrogue, se dará cuenta de tus capacidades, actitudes, carácter y lo que tienes a favor y en contra de las otras personas interesadas en el puesto. El objetivo de la entrevista de trabajo es convencer al entrevistador de que uno se siente motivado y capacitado para el puesto de trabajo ofrecido. Aquí todo es importante, su manera de mover los brazos, de sentarse, tu gestos, tu voz, de hecho en ocasiones estos aspectos dicen mucho más que lo que tú estás hablando.

Presentarse a una entrevista de trabajo  es una tarea que muchas veces provoca stress y nerviosismo, ya que es una situación límite en la que está en juego nuestro futuro y lo que aspiramos, que es el empleo que estamos buscando.

Si te llaman para una entrevista de trabajo como parte del proceso de selección, significa que has superado el primer obstáculo y has sido seleccionado en el primer momento.

Puedes encontrarte con diferentes modalidades de entrevista, con diversos tipos de entrevistadores, con preguntas inesperadas. No obstante, debes tener claro cuál es tu papel durante este encuentro, para no dejar una mala impresión en el seleccionador. Aquí te ofrecemos algunos consejos, útiles no sólo para la entrevista de trabajo, sino para la mayoría de reuniones o encuentros personales.

Antes de presentarte a una entrevista de trabajo para profesionales obtén información sobre la empresa a la que estas aspirando trabajar. Este es un punto muy importante y será muy bien visto por el entrevistador. Cuanto más sepas de la empresa y del puesto, mejor vas a quedar ante la persona que te entreviste. Busca discretamente todo lo que puedas acerca de la empresa, sus productos, sus clientes, etc.

Domina toda la información de su currículum y autoevaluese : Define tus capacidades profesionales, experiencia y formación que te califican para el empleo, el aporte que todo esto daría a la empresa, así como también de que manera perjudicarían tus defectos y búscale un remplazo con sus virtudes, así sabrás debatir en el momento de las comparaciones.

Asistencia y puntualidad: Si puedes elegir la hora, procura que sea por la mañana, así das el mensaje de que es lo más importante y por eso lo ubicas al principio; de preferencia llega minutos antes, necesarios para que dejes los nervios en la silla o si surge algún inconveniente, lo atiendas sin alterar su cita.

Sí por alguna razón faltarás, habla en cuanto puedas a la empresa y justifica tu falta con testimonios creíbles.

Presentación impecable: Olvídate de estrenar ropa ese día, escoge algo formal o de acuerdo a la información que te den en la empresa. Viste prendas que te sienten bien, apropiadas para el empleo que solicitas, ni demasiado informal ni demasiado llamativo; de preferencia prepárala desde un día antes.

Para mayor información, consulte el artículo sobre como vestir bien y la imagen adecuada para una entrevista de trabajo

Sin chaperón: Recuerda que todo tú y lo que halla a tu alrededor son puntos a favor y en contra, en el lugar de la cita, preséntate sólo, si vas acompañada o acompañado estarás diciendo que no puedes con la situación y necesitas ayuda.
Ten cuidado con la respiración demasiado fuerte y no llegues sudando.

Sea educado y premeditado. Cuando ya este con el entrevistador, no te adelantes, espera a que te salude e invite a sentar, antes deja todo en la silla donde estabas esperando o en un lado, si traes tu bolsa o maletín abrazado al pecho no darás una buena imagen.

Compórtate de modo que estés seguro de tí mismo, pero no demasiado confiado. No evites la mirada: tus respuestas no deberían ser en forma de susurro y cuando sea conveniente, sonríe.

Habla centrándote en lo que se te pregunta, no intentes ser demasiado ingenioso o divertido, pero ser demasiado reservado también podría interpretarse mal.

Si te hacen una pregunta difícil, tómate tu tiempo para responder. Pide que te aclaren si no lo comprendes al principio. En respuesta, habla despacio posiblemente repitiendo una o dos palabras para ganar tiempo. A veces resulta mejor decir "No lo sé" que inventar algo.

¿Qué no debes hacer durante la entrevista?

- Ser pasivo: se deben hacer preguntas pertinentes cuando corresponda.
- Competir con el entrevistador por la conducción de entrevista.
- Discutir con el entrevistador.
- Usar en exceso el lenguaje corporal.
Usar exceso de perfume, adornos.
- Mostrar interés sólo por la renta, nivel del cargo u otros elementos exógenos: vacaciones, beneficios, otros.
- Mencionar nombres de personas para parecer importante.
Dar respuestas demasiado largas o muy cortas y parcas.
- Comentarios negativos acerca de empleos, cargos o empresas anteriores.
- Marketearse o “venderse” en exceso.
- Hacer promesas que no pueda cumplir. Por ejemplo: “subiré las ventas al doble”.
  
Finalmente tanto tu imagen como tu comportamiento debe dar el mensaje de ser la persona indicada para el puesto y con algunos consejos de cómo presentarse para una entrevista, el análisis de tus conocimientos y la información que se tenga de la empresa, estarás dando un paso adelante en la posibilidad de ser contratado o contratada.